"Cargando..."

Blog

Cómo poner las pinzas para arrancar el coche

¿Cómo poner las pinzas para arrancar el coche? Para arrancar con pinzas el coche hay que seguir un orden correcto de etapas para no causar una grave avería. En los coches modernos no es recomendable usar pinzas clásicas. Aquí te explicamos cómo hacerlo.

Cómo poner las pinzas para arrancar el coche16

Pocas situaciones hay más enervantes que tener prisa para ir al trabajo o al aeropuerto, meternos en el coche, poner el contacto y… nada, no arranca. A veces ya ni se encienden los chivatos del cuadro, otras veces sí se encienden, pero al dar al arranque empiezan a parpadear y lo único que se oye es un “cla, cla, cla…” nos hemos quedado sin batería en el coche.

Más de una vez he oído que las baterías modernas son un asco, que las antiguas avisaban de que se estaban quedando si carga porque cada vez le costaba más al coche arrancar. El problema no son las baterías, si no la electrónica en los coches, que necesita una tensión de alimentación muy precisa para funcionar. Lo explicaré con un ejemplo: un coche antiguo es como una bombilla. Aunque la bombilla sea de 230 V, si la alimentamos con 125 V dará luz, muy poca luz, pero algo brilla. Un coche moderno es como un tubo fluorescente. Si no recibe los 230 V no hace el menor amago de encenderse.

¿Quieres evitar averías? Pues sigue esta guía de mantenimiento del coche

Esta electrónica, cada vez más presente, complica el poder arrancar el coche con las clásicas pinzas, ya que  al conectarlas se producen picos de tensión que son fulminantes para la multitud de ordenadores que están conectados en red en los coches modernos. Lo más probable es que si conectamos las pinzas a un coche de última generación nos carguemos algo, sobre todo si no seguimos los consejos que os damos a continuación, importantes para poder encender cualquier coche, pero más aún si se trata de un modelo más o menos actual.

Es probable que, si la batería del coche se ha descargado por completo, consigamos arrancar pero se queden encendidas varias luces de aviso de avería en el cuadro de mandos. No te asustes, es relativamente normal, ya que al haberse quedado sin alimentación, algunas unidades de mando pierden valores necesarios para su funcionamiento. Por ejemplo, es típico que la unidad de mando del control de estabilidad “olvide” en qué posición está el volante recto, por lo que necesitará una recalibración. En algunos casos esos fallos se borran tras unos pocos metros rodando con precaución, en otros, tendremos que visitar el taller, pero por lo menos hemos arrancado el coche y salido del apuro.

¿Quieres ahorrar dinero en el taller? Aprende a identificar la avería

Vaya por delante que mi consejo es que en un coche moderno jamás utilices las clásicas pinzas de arranque, pero en caso de extrema necesidad se pueden utilizar y evitar problemas si seguimos unas pautas.

Cómo conectar las pinzas de arranque al coche

Si no queda más remedio que utilizar unas pinzas de arranque, minimizaremos los riesgos de estropear nada siguiendo estas pautas:

Las pinzas deben ser buenas, con un cable de buena sección. Si el cable es demasiado fino se calentará cuando intentemos arrancar, pudiendo llegar a derretirse el aislante y provocando un cortocircuito, incluso un incendio.

Aparcaremos el coche auxiliar de forma que estemos seguros de que los cables llegan de una batería a otra, pero los coches no deben tocarse entre sí, especialmente partes metálicas.

Comprueba que las tensiones de las baterías son las mismas. Ojo si conectamos los cables a una batería de un camión o una máquina que funciona a 24 Voltios si nuestro coche es de 12, etc. También conviene saber, aunque ya sería una tremenda casualidad, que algunos coches antiguos ingleses conectaban a masa el polo positivo de la batería en vez del negativo, así que comprueba la polaridad de la batería antes de conectarla a tu coche.

Encenderemos el coche auxiliar para evitar que se descargue su batería y quedarnos tirados los dos.

Enciende las luces del coche auxiliado, de este modo, al conectar los cables, los picos de tensión que puedan producirse serán absorbidos por el alumbrado en lugar de por las unidades de mando, así reduciremos el riesgo de quemar una centralita.

Los cables deben conectarse en un orden concreto:

  • 1.- El positivo del coche auxiliar, en la batería.
  • 2.  El positivo del coche auxiliado, en la batería.
  • 3.- El negativo del coche auxiliar, en la batería.
  • 4.- El negativo del coche auxiliado, en un hierro o masa apartado de la batería para evitar que la posible chispa que se produzca pueda inflamar el hidrógeno explosivo que rodea la batería descargada en proceso de carga. Revisa el manual del coche porque suele haber bornes específicos, en el caso del Golf del ejemplo, es ese hierro atornillado al cortafuegos del vano motor.
problemas batería arrancar pinzas, Rubén Fidalgo16
El polo negativo en los coches modernos suele estar apartado de la batería, compruébalo en el manual de instrucciones del coche.

Si al conectar el cable negativo al coche auxiliado se produce una chispa muy fuerte, es mejor no insistir, puede que haya un cortocircuito en la batería del coche auxiliado y podríamos provocar una avería en el sistema eléctrico.

Una vez conectados los cables, el conductor del coche auxiliar debe acelerar el motor hasta las 2.000 rpm para garantizar que el alternador está generando energía suficiente. Mientras tanto, el conductor del coche auxiliado debe poner el contacto y esperar un par de segundos antes de intentar el arranque para que cebe el combustible. Ya puedes intentar arrancar el coche.

Si no arranca a la primera, no debes insistir más de 10 segundos, pasado ese tiempo debemos parar y esperar a que se enfríen los cables y las pinzas al menos un minuto antes de volver a intentarlo.

Para desconectar las pinzas deberemos seguir un orden inverso:

  • 1.- Primer desconectamos el negativo del coche auxiliado.
  • 2.- El negativo del coche auxiliar.
  • 3.- Positivo del coche auxiliado.
  • 4.- Positivo del coche auxiliar.

Mientras manejamos los cables debemos extremar la precaución y que no se toquen las pinzas entre ellas ni con partes metálicas de la carrocería de ninguno de los dos coches para evitar cortocircuitos.